Mensaje del Presidente

Los beneficios del desarrollo en el Perú, no han llegado aún a todos los sectores de la población, encontramos grandes carencias en los grupos sociales deprimidos con problemas derivados de la pobreza, la marginación, y la desigualdad que persisten y crecen. La solución a estos conflictos nos compromete a toda la sociedad.

Sin embargo, en las últimas décadas son cada vez más numerosos los grupos de ciudadanos que han adquirido conciencia en su responsabilidad social y se organizan como asociaciones voluntarias para participar en la búsqueda de alternativas y en proyectos diseñados para el bienestar comunitario.

La Sociedad de Beneficencia Pública de Arequipa (SBPA), ha tomado la iniciativa de tratar de lograr una sociedad más generosa, participativa, eficaz y justa. Su participación en la solución de los problemas comunitarios está ayudando al desarrollo y fortalecimiento de la sociedad civil como tercer sector que, al igual que el gobierno y la empresa productiva, está demostrando, talento, creatividad, trabajo y capacidad para captar y canalizar recursos para mejorar la atención de nuestros albergados en los diferentes programas sociales que están a cargo nuestro.

Estamos viviendo una época de consolidación de un nuevo sector social con capacidad de colaborar activamente en la creación de una sociedad más participativa y preocupada por el bienestar de la comunidad. En medio de un conjunto de situaciones adversas que enfrentamos, el creciente interés y participación voluntaria es cada vez mayor el número de ciudadanos por su comunidad, es uno de los signos más esperanzadores, de que si podemos construir formas de sociedad que ofrezcan formas de desarrollo para todos.

La SBPA., está promoviendo la ley de la Beneficencia Pública, la cual tiene por objeto sentar las bases para la promoción de un Sistema Nacional de Asistencia Social que fomente y coordine la prestación de servicios de asistencia social pública y privada e impulse la participación de la sociedad en la materia.

La experiencia nos muestra que hay una deriva muy automatizada de las grandes partidas de gasto social, siendo extremadamente difícil introducir modificaciones estructurales que supongan abrir o potenciar nuevos ámbitos de protección social.

Insignificantes políticas de apoyo a las familias, que se vienen arrastrando año tras año, son ejemplos meridianos de lo difícil que es iniciar una nueva política de bienestar social, sin que esto suponga una reasignación de recursos para políticas ya existentes.

El objetivo fundamental de la institución está abocado a dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos en igualdad de condiciones para todos ellos supone tener en cuenta las cuestiones no sólo de inclusión social, ruptura de las estructuras de reproducción intergeneracional de la pobreza y la desigualdad y eliminación de focos de marginación, sino también de refuerzo de la igualdad entre mujeres y hombres, la accesibilidad, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y aumentar la calidad de vida de sectores de la población desfavorecidos, incluidas las personas mayores, un sector de importancia creciente en la sociedad peruana.

Las medidas incluidas en este programa se dividen en cuatro apartados, diferenciando entre cuatro áreas distintas: renovación de áreas urbanas focos de marginación y pobreza, facilitar la accesibilidad a personas con discapacidad y movilidad reducida, mejorar la calidad de vida de las personas mayores y conciliación de la vida laboral y familiar.

 

-->